miércoles, 20 de abril de 2016

Formación del profesorado en TIC

Imagen.- Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey 
Me encuentro impartiendo desde hace unos días un curso breve (sólo 5 sesiones) sobre tecnología educativa para el profesorado del centro en el que trabajo actualmente (CIFP Majada Marcial).

En las primeras sesiones hemos trabajado la idea de llevar el aprendizaje fuera del aula, en concreto, fuera del aula virtual. Recordemos la parábola de Moodle: el jardín amurallado. Para ello les he propuesto crear un blog personal en el que muestran a los otros el trabajo que van realizado durante el curso.

Las primeras reflexiones que me encuentro en las entradas de mis compañeros son muy interesantes. Entre ellas destacan:
  • La constatación de que principalmente usamos Moodle como una herramienta 1.0, es decir, como repositorio de documentos PDF, fomentando, por tanto, el aprendizaje transmisivo.
  • La igualdad de oportunidades que potencialmente supone utilizar TIC en los procesos de enseñanza y aprendizaje, es decir, la democratización en el acceso al conocimiento, al poder acceder a él en cualquier momento y lugar.
  • Las dificultades que tenemos los docentes para poner en práctica estrategias didácticas innovadoras debido a la falta de tiempo. ¡Nos consume el día a día!
  • El enorme reto que supone impartir contenidos procedimentales a través de Internet en las enseñanzas semipresenciales y a distancia.
En estos momentos nos encontramos desarrollando la segunda actividad, trabajar el PLE. Veremos.



viernes, 1 de abril de 2016

Estudio de la Formación Profesional a distancia en Galicia


Fuente.- Mingote
El diseño y la implantación de la modalidad de formación profesional a distancia (FPD) en Galicia presenta bastantes debilidades y tiene muchos aspectos mejorables, tal y como recoge el trabajo de investigación "Estudio de la formación profesional modular a distancia en Galicia", desarrollado dentro del grupo de Tecnología Educativa del Departamento de Didáctica y Organización Escolar de la Universidad de Santiago de Compostela.

Entre los principales resultados científico-pedagógicos de este detallado estudio podemos destacar:
  1. Contenidos educativos obsoletos y con frecuentes erratas, totalmente al margen de las tendencias en este campo que apuntan hacia los REA (Recursos Educativos Abiertos).
  2. Formación institucional del profesorado para la modalidad de FPD insuficiente y de baja calidad, principalmente en lo relacionado con los aspectos metodológicos típicos de estas enseñanzas.
  3. Marco normativo obsoleto, ya que la FPD se encuentra regulada por una orden de carácter experimental del año 2010.
  4. Información durante la matrícula insuficiente, ya que el alumnado desconoce con precisión la dedicación necesaria para realizar un ciclo de estas características.
  5. Tecnologías para la docencia virtual infrautilizadas, ya que se emplea PLATEGA (la plataforma Moodle institucional) como una herramienta 1.0, es decir, para colgar PDF como reemplazo de los libros de texto. Además, no se utlizan herramientas (software social, webminars, etc.) para favorecer el u-learning (aprendizaje ubícuo).
  6. Nula personalización de las enseñanzas debido, principalmente, al diseño instruccional y tecnocrático promovido por la Administración Educativa.
El trabajo completo puede descargarse de Teseo en la dirección: https://www.educacion.gob.es/teseo/mostrarRef.do?ref=1209048

lunes, 23 de noviembre de 2015

Aprendizaje basado en proyectos

Fuente de la imagen
Este curso académico he puesto en marcha el Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP o PBL, Project-based learning) en tres módulos de formación profesional. Me sorprende la cantidad de cosas positivas que he encontrado en esta propuesta didáctica.

Para empezar, algunos estudiantes que empezaban a descolgarse se han reenganchado a la asignatura con fuerzas renovadas. Es decir, de manera totalmente inesperada he pulsado el botón de la motivación, clave para el aprendizaje.

Por otra parte, he visto cómo el ABP proporciona a los alumnos y alumnas una visión integradora de lo que están estudiando. Sin el proyecto frecuentemente tengo la sensación de que les cuesta ver todas las piezas encajadas para formar el rompecabezas.

Además, me he dado cuenta de que el ABP estimula enormemente el trabajo autónomo, la investigación y el learning by doing.

Por último, he conseguido personalizar y flexibilizar el aprendizaje ya que, en mi caso, acepto propuestas de proyectos de su propio interés. Esto a su vez mejora la motivación ya que trabajan en algo que les interesa.

Sin duda, repetiré el próximo curso.